dilluns, 8 de desembre de 2008

Egoísta


Confundo añorarte y recordarte en esas largas tardes de vacío y silencio. Fuera y dentro, el frío hace su efecto. Tiemblan huesos y almas, se me pone la piel de gallina. Pero son tus ojos, y el saber que quiero por un instante ser tan posesiva y a la vez tan tuya que no sé por dónde empezar a escribirte. Se me enredan las palabras en los labios, chocan con los dientes y turban el silencio. La sonrisa después de tu gesto inventado me deshace las letras. Una a una. Sin embargo nada cae, nada languidece, pese a que el tedio se asoma tantas veces por la puerta y hunde los nudillos en la madera. Siempre estás aquí. Todo es risa y llueve en todas direcciones. Soy egoísta y me quedo los colores más bonitos de tu luz y de tus besos... y de repente apareces. Si puedo tocarte puedo sobrevivir. Puedo rozarte y llenarme de vida. Puedes serlo todo. Lo sé, lo eres. Y luego, vuelta a recordarte y a añorarte. A echarte de menos, que es lo que toca cuando se es tan poeta. Lo que toca el corazón cuando, después de observarte lentamente, me da por apoyar en ti la cabeza y desaparecer. Cuando el egoísmo aflora y querría traerte conmigo en un chasquido o en un beso, y guardarte en mi bolsillo. Y ser bruja, y ser mala, y ser (sólo) contigo.

dissabte, 6 de desembre de 2008

Lo diré bajito...


Si yo no lo merezco no me hagas destino,
si no me acompañas yo me hago el camino,
al menos si pierdo…
lo diré bajito.

Sí, tengo mi universo y es porque lo necesito,
todos somos héroes en busca de auxilio,
hablamos sin miedo a herirnos…
lo diré bajito.

Sé que nos iremos tú y yo con el vaivén...
sé que a ti te daba igual perder
pero a mí no, a mí no me da igual
yo tengo un corazón
que quiere hundir mi cuerpo en los mares de ilusión,
y no quiere estar atado,
quiere estallar en huracanes de pasión.
Mírate corazón, mírate y mírate…
¿qué has hecho contigo?

Miraba aquella luna de la noche siempre esclava,
yo no quería perderme ni una sola madrugada
al menos contigo…
lo diré bajito.

Y al final nos quedaremos, ya verás, con el vaivén…
y aunque por ejemplo a ti te siga dando igual perder
a mí es que no, a mí no me da igual
yo quiero corazón,
no quiero echar de menos los mares de ilusión,
no quiero amarrarme a un puerto
donde ya no estallan huracanes de pasión.
Mírame, mírame, mírame…
yo me hago el bajito.

Si yo no lo merezco, no me hagas destino
pero si no me acompañas yo me hago el camino.

Y pa’ que no te despiertes
lo digo bajito…
lo diré al oído.




PD. La letra es la de la canción original, el vídeo es una versión posterior (también genial).

divendres, 28 de novembre de 2008

Buscando lo que nunca encontré...


El Viaje - Antonio Orozco

Llevo la vida planeando este viaje,
voy sin maletas, llevaré mi corazón.
Sin diccionarios, voy cargado de caricias
por los senderos del sentir y del amor.

Por el camino encontraré las direcciones
tras la huella que me marca la razón,
planeando por las sombras de tu risa
con la esperanza de alcanzar tu corazón.

Por eso yo te quiero contar que...

Surcaré los senderos de tu vida,
caminaré por los poros de tu piel
buscando tus caricias y tentando a la locura,
buscando lo que nunca encontré.

Tras las heridas que se sufren en el viaje
la única cura son tus besos y tu amor,
con tus manos enredadas en las mías
y la dulzura de tus labios y tu voz.

Y ahora yo te quiero contar que...

Surcaré los senderos de tu vida,
caminaré por los poros de tu piel
buscando tus caricias y tentando a la locura,
buscando lo que nunca encontré.




PD. Ésta no se la dedicó a su guitarra... y yo tampoco xD

Tú me das

o lo que nunca antes nadie había cantado a una guitarra...


Despierto y me inundas con tu noble aroma,
pretendes con tiento que me abrace a ti,
te gusta sentir el tacto de mis manos
usando mis dedos para hablar por mí.

Me llevas volando al luthier del sentido
donde las historias cobran forma al fin...
canciones que portan tus dulces caricias
y a veces la rabia contenida en mí.

[ ... ]

Envidio tu calma, tu amor y sufrir,
alabo la angustia que me haces sentir,
amontono el consuelo al saber que en silencio
siempre estás ahí.

Adornas las noches de color canela
buscando el encuentro con la soledad,
bordando a destellos hasta aquellos momentos
en que me haces llorar.

Tú me das, tú me das,
luz en mi oscuridad
tú me das, tú me das,
el derecho a soñar
tú me das, tú me das,
otra forma de amar
tú me das, tú me das...
mi guitarra me lo da.


dilluns, 24 de novembre de 2008

Quiero un camino


Juntando sueños empezamos a sentir,
con alma y tiempo la esperanza dijo sí.
Nuestra historia suena así,
ilusión por conseguir,
sacando corazón a un día gris.

Quiero escuchar hoy tu voz
-pendiente de tus palabras-
Quiero un camino entre los dos
siempre atento a ti.

La hora rompe el sorprén de su candil
se escuchan pasos, sombras vienen hacia aquí.
Tentaciones que perdí...
siempre igual yo siempre así,
mi alma fiel anclada a ti.

Quiero escuchar hoy tu voz
-pendiente de tus palabras-
Quiero un camino entre los dos
siempre atento a tu mirada.

No sé cuanto podré esperar...
eres tú la que me da fuerzas para hablar.
No sé cuanto podré aguantar...
eres tú la que me da fuerzas para cantar.

Quiero escuchar hoy tu voz
-pendiente de tus palabras-
Quiero un camino entre los dos
siempre atento a tu mirada.

Oh, yeah! a tu llamada.
Oh, yeah! de tus palabras.
Oh, yeah! a tu mirada... oh yeah!

Muéstrame el lugar donde debo ir...

Oh, siempre ella...

Oh, a tu llamada...




PD. Melon Diesel... La cuesta de Mr.Bond... un gran grupo y un primer disco genial que marcó una época ;)

divendres, 21 de novembre de 2008

Descubriendo nuevos amaneceres...


Con qué cordura encauzo los desastres...
Con qué locuras disfrazo más verdades...


dimecres, 19 de novembre de 2008

A voltes...


A voltes el desig se'ns torna mut
i és un dard retardat a l'aljava
que els enverinen, consagrat
al mirall sense temps de l'absència.

I ara véns, i em retornen els mots
com un ressò del teu desig, com un
reflex encès de la sageta viva
amb què em claves al foc de l'instant.

I t'abraço com si jo fos tu
que m'abraces com si fossis jo.

Maria Mercè Marçal(*)



(*) A l'atzar agraeixo tres dons: haver nascut dona, de classe baixa i nació oprimida. I el tèrbol atzur de ser tres voltes rebel.

dimarts, 18 de novembre de 2008

Cuéntame


Tu risa huele a ciudad mínimamente alborotada, a mañana soleada, a rayo de luna sobre el mar embravecido. Tus caricias saben a sal y azúcar, a piña en almíbar, a tostada caliente con roquefort. Tu silencio no suena, sólo calla y espesa el aire. Y te miro. Tus besos son azules. Como el mar. Como tu cielo. Como tú, cielo...

PD. Alea - Cuéntame (enlazada en el título)

dilluns, 3 de novembre de 2008

Pies descalzos



Cuando no te encuentres, búscate siempre a ti misma. Búscate en la mirada perdida, en las horas vacías, en el banco del parque y en la hoja que cae. Búscate donde no habías mirado pero, sobretodo, donde miras siempre. En el mar, en el cielo azul, en sus ojos y en sus labios. Búscate en las palabras que no has dicho y no dejes que se pierdan ni que se olviden. Ven a verme alguna vez si aún te acuerdas de mí y crees que fue y es bonito. Y que nada muere, sólo cambia. Búscate en el fondo del armario y recupera ese vestido de color sonrisa que te sienta tan bien. Búscate hacia abajo, siente tus pies descalzos pisando una tierra que te devuelve la fuerza con la que pisas para caminar. Encuéntrate desnuda al lado de un cuerpo tranquilo que te roza y te envuelve, que te devuelve un escalofrío. Siéntete sin menos y con más, y más dentro y fuera de ti que nunca. Siente que todo espera, que te espera, que te busca y te encuentra y, al encontrarte, siempre espera más. De ti. Siente que tus pies no son los únicos que andan descalzos y que pisan esta tierra.


dimecres, 29 d’octubre de 2008

In love


Inesperar el tiempo que está a punto de ser presente.

Determinar tu paso después de haberlo dado,
observándote hacia dentro, mirada infinita.

Recordar cada gesto y descubrir cada sentimiento
embotellado aún, conservado en hielo.
Descorchar la razón de todas tus sonrisas.

Sorprenderte en la palabra dicha sin pensar,
en el movimiento que te aleja de ti para acercarte a él,
en la felicidad despistada que se cuela en tu cuerpo vacío
y te hace vibrar el alma. Muy despacio.

Besar todas las dimensiones de las cosas que no creías
y tocarlas como si fuera la primera vez
que existen las yemas de los dedos.
Rozar tus (sus) labios.

Quedarte atrapada en el tiempo y no saber cuando
pero saber cómo, saber dónde, saber que el qué
de repente te ha despertado.

Reírte de todo y nada.
Tener la luna en tu ombligo y los pies descalzos
para caminar a oscuras de su mano.

diumenge, 26 d’octubre de 2008

Creo


Creo que me gusta mirarte antes de cada beso para saber que eres tú, que me miras, que me tocas, que no es un sueño. Creo que, aún así, no he despertado de tu verano. Todavía añoro fotografiar las olas y sentarme en la orilla a tu lado a escuchar el mar. Repite tu nombre en cada vaivén del agua, por eso se me quedó grabado en la cabeza. Creo que fue tan despacio que llegó muy adentro, pero ya no me asusta. Ni me preocupa, al menos por ahora.
Creo que también me gusta mirarte después de cada beso para ver que es real, terrenal, tangible. Nada alarmante, vamos, aunque a mí me parezca increíblemente fuera de lo común e imaginable. Antes escapaba a todo conocimiento y razón, ahora simplemente lo tomo como toma la arena la intensa lluvia del desierto. Con ganas, con impaciencia, sin preguntas.
Creo que me encanta abrazarme un buen rato a tu cuerpo y sentir así tu presencia, tu esencia, tu yo más profundo para poder luego llevármelo de recuerdo y seguir contigo el resto del día. Y para esconderme de todo y hacerme pequeña y desaparecer. Para acercarme a Java (o a cualquier playa lejana, sola y de bonitos amaneceres). Para fusionarme un poco, si me dejas. Porque con los ojos cerrados y en medio de la ciudad, aún se puede creer por un momento que no existe nada más. Pero sólo en tus brazos...
Sin embargo, por encima de todo, sé que creo en tu mirada. En la que se esconde detrás del cristal que te hace los ojos pequeños y divertidos. En la que puedo quedarme una eternidad y no cansarme nunca. Y en ella vivo. Y en ella, a veces, también me muero un poquito.

PD. Sólo creo en tu sonrisa azul y en tu mirada de cristal. Y en los besos que me das...

divendres, 24 d’octubre de 2008

citando...


"Una novela no es una confesión del autor, sino una investigación sobre lo que es la vida humana dentro de la trampa en la que se ha convertido el mundo."


Milan Kundera - La insoportable levedad del ser


dimarts, 21 d’octubre de 2008

Hay miradas que matan...


...y las hay que cada día te recargan de vida.

Creo que nunca podré dejar de mirarte así como lo hago. Nunca consigo terminar la frase, sólo sé que te miro y ahí nace todo. Desde el susurro relajante del mar y el calmado vaivén de sus olas hasta el trueno ensordecedor que me intimida en plena tormenta. Y yo bajo las sábanas. No me averguenza decir que sólo sé soñar contigo. Que sólo sé que estás ahí siempre (y no aquí, y te echo de menos). Ya no valen las miradas de soslayo, sólo las que ponen los pelos de punta y la envidia por sombrero a la gente del metro. Que se fastidien si no saben vivir a su manera, que se aguanten si decidieron así hacerlo con lo que creían que ya tenían y ya les iba bien. Que miren a otro lado o se compren una bonita mascota. Seguiré describiéndote lentamente en cada frase y seguiré describiendo en cada atardecer el tono anaranjado que toma tu sonrisa. Seguiré viviendo, sí, a mi manera. Y seguiré mirándote, siempre, de frente. Porque no puedo evitar estar enamorada, ni ser feliz, ni estar contigo.

dimecres, 15 d’octubre de 2008

Presentació "Els Atzurs - Camins Paral·lels"


El proper dia 17 d'octubre a les 19h tindrà lloc una presentació del llibre "Els Atzurs - Camins Paral·lels" a Barcelona, concretament a la Biblioteca de Nou Barris.
Aquest llibre va ser creat entre cinc autors joves d'arreu de Catalunya, entre els quals m'hi compto, amb una idea comuna com a inici i llibertat absoluta a l'hora d'escriure, el que fa que el resultat sigui molt original i diferent. Vàrem fer ja una primera i exitosa presentació a Torelló a càrrec de Joan Crosas, artífex de l'idea i el llibre, i una segona presentació a L'Hospitalet de Llobregat. Aquesta, doncs, n'és la tercera ja que volem donar a conéixer el nostre treball a les nostres ciutats i pobles.
La presentació és a càrrec de l'autora Sílvia Alonso, però tots cinc tindrem l'ocasió de participar-hi i us hi convidem per què conegueu de primera mà aquest llibre o, si ja el coneixeu, recordeu amb nosaltres la nostra fantàstica experiència.
Us hi esperem!

Biblioteca Nou Barris (Agenda d'activitats)
C/ Albert Einstein, 2-4
08042 Barcelona

Com venir a la biblioteca amb transport públic: (mapa)
Bus: 11, 12, 31, 32, 47, 50, 51, 73, 76, 82, B-19
Metro: Llucmajor (L-4)

dimarts, 14 d’octubre de 2008

Mi lado oscuro



Puede que hayas nacido en la cara buena del mundo
yo nací en la cara mala, llevo la marca del lado oscuro
y no me sonrojo si te digo que te quiero
y que me dejes o te deje eso ya no me da miedo,
habías sido sin dudarlo la más bella
de entre todas las estrellas que yo vi en el firmamento.

¿Cómo ganarse el cielo cuando uno ama con toda el alma?
Y es que el cariño que te tengo no se paga con dinero,
cómo decirte que sin ti muero...
Y no me sonrojo si te digo que te quiero
y que me dejes o te deje eso ya no me da miedo,
habías sido sin dudarlo la más bella
de entre todas las estrellas que yo vi en el firmamento.

[ ... ]

Puede que hayas nacido en la cara buena del mundo
yo nací en la cara mala, llevo la marca del lado oscuro
y no me sonrojo si te digo que te quiero
y que me dejes o te deje eso ya no me da miedo,
habías sido sin dudarlo la más bella
de entre todas las estrellas que yo vi en el firmamento.
No me sonrojo si te digo que te quiero,
si te digo que te quiero...

divendres, 10 d’octubre de 2008

Okupa


Me gusta reposar mi cabeza en tu pecho y sentir y escuchar como salta la sangre en tu corazón de adentro a fuera y de fuera a adentro. Me parece de un ritmo tan acompasado y perfecto... Me recuerda cuando llueve en la ciudad y me pilla caminando de buen humor, y soy capaz de mojarme un poco, y de saltar uno a uno todos los charcos, y de empaparme toda de yo. Y de ti. Porque quiera o no estás presente. Reconozco que me has okupado lentamente y que ahora no te voy a dejar salir. Almenos no fácilmente. Después de lo que he sobrevivido y supersoñado, no voy a dejar volar tus carícias si no son hacia debajo de mi ropa. Porque si no están siento que me falta un pedacito de calor en el cuerpo.

Reconozco también que me ayudas a reinventar los domingos. Ya no quiero morir y renacer en el sofá delante de la tele, ni quedarme atrapada entre las sábanas que se me enredan entre las piernas y me obligan a caer de nuevo al sueño. Almenos no si estás tú. Prefiero pasear bajo el tímido sol que se nos escapa, ese de un verano tierno que se va con aires de tormenta en mi ventana. Prefiero vivir a imaginar, aunque la suma siempre es más, por eso cuanto más te anhelo menos me falta para verte salir de una parada de metro.

Reconozco, también, que creo que me encantas. Que ese trocito cursi que no conocía ha salido de su escondite y se apodera de mi cada noche y en cada letra. Porque siempre te escribo. Y siempre te miro. Y siempre te sueño, te espero, te respiro. Ya no lo reconozco asustada...

Pero vámonos a dormir, que las estrellas tiritan como yo en tu ausencia. Me enredaré entre las sábanas, otra vez, y mentiré un día más a mi frío. Aún tiemblo. Aún es otoño. Aún no okupas todo mi sitio.

dimecres, 1 d’octubre de 2008

Muss es sein?


" Desde el primer día de la ocupación, los aviones rusos volaban durante toda la noche sobre Praga.
Tomás se había desacostumbrado a aquel ruido y no podía dormir.
Daba vueltas en la cama mientras Teresa dormía y se acordaba de lo que había dicho hacía tiempo en una conversación intrascendente. Estaban hablando de su amigo Z. y ella afirmó: «Si no te hubiera encontrado a ti, seguro que me hubiera enamorado de él».
Ya en esa ocasión aquellas palabras le produjeron a Tomás una extraña melancolía. Y es que de pronto se dio cuenta de que era mera casualidad el que Teresa lo amase a él y no a su amigo Z. Se dio cuenta de que, además del amor de ella por Tomás, hecho realidad, existe en el reino de lo posible una cantidad infinita de amores no realizados por otros hombres.
Todos consideramos impensable que el amor de nuestra vida pueda ser algo leve, sin peso; creemos que nuestro amor es algo que tenía que ser; que sin él nuestra vida no sería nuestra vida. Nos parece que el propio huraño Beethoven, con su terrible melena, toca para nuestro gran amor su «es muss sein!».
Tomás se acordaba del comentario de Teresa sobre el amigo Z. y constataba que la historia del amor de su vida no iba acompañada del sonido de ningún «es muss sein!», sino más bien por el de «es konnte auch anders sein»: también podía haber sido de otro modo.

Hace siete años se produjo casualmente en el hospital de la ciudad de Teresa un complicado caso de enfermedad cerebral, a causa del cual llamaron con urgencia a consulta al director del hospital de Tomás. Pero el director tenía casualmente una ciática, no podía moverse y envió en su lugar a Tomás a aquel hospital local. En la ciudad había cinco hoteles, pero Tomás fue a parar casualmente justo a aquél donde trabajaba Teresa. Casualmente le sobró un poco de tiempo para ir al restaurante antes de la salida del tren. Teresa casualmente estaba de servicio y casualmente atendió la mesa de Tomás. Hizo falta que se produjeran seis casualidades para empujar a Tomás hacia Teresa, como si él mismo no tuviera ganas.
Regresó a Bohemia por su causa. Una decisión tan trascendental se basaba en un amor tan casual que no hubiera existido si su jefe no hubiera tenido la ciática hacía siete años. Y aquella mujer, aquella personificación de la casualidad absoluta yace ahora a su lado y respira profundamente mientras duerme.

Estaba ya bien entrada la noche. Sentía que le empezaba a doler el estómago, tal como solía ocurrirle en los momentos de angustia.
La respiración de ella se transformó una o dos veces en un suave ronquido. Tomás no sentía en su interior ninguna clase de compasión. Lo único que sentía era la presión en el estómago y la desesperación por haber regresado. "

La insoportable levedad del ser - Milan Kundera - Capítulo 17


PD. Tú no eres por casualidad... nada tan bonito lo es
.

dilluns, 29 de setembre de 2008

Nada más


No hay nada más dulce que el roce de dos dedos que, temerosos y tímidos aún, comienzan la loca aventura de conocerse un poco mejor para, así, hacer temblar todas las venas de un cuerpo. Nada más entrañable que la mirada de un adolescente que, por un momento, puede sentirse príncipe o princesa y cabalgar en el tiempo de un segundo durante horas, y perderse en la ternura de unos ojos miopes y oscuros, y creer en historias de amor infinitas. Nada más excitante que aquella caricia que, vergonzosa, se adentra bajo la ropa y descubre el calor de una espalda caliente que nunca había tocado, pero que soñó anteayer y no imaginaba tan suave y delicada. Nada más deseado que el fugaz primer beso de los labios que un día te han de decir sin palabras 'te quiero'.

No hay nada más inspirador que una noche sin ti, que un alegre día de verano contigo. Ni nada más bonito que el recuerdo que cada día dejas, la huella que a cada momento querría poder volver a pisar.


PD. ¿qué pides tú?

dijous, 25 de setembre de 2008

Una y otra vez...



Poco...
me parece poco
tenerme que aprender que siempre estás.
Loco...
me volvería loco
cada vez que llego y tu no estás.

Una y otra vez sería capaz
de contemplar cada lunar que adorna en ti
cada despertar.
Una y otra vez sería capaz
de dibujar y salpicar con un pincel
el mar de tu mirar.

Una y otra vez...

Otra...
te contaría otra
si por cada mentira me amaras más.
Llanto...
te quitaría el llanto
debajo del paraguas del verbo amar.

Una y otra vez sería capaz
de contemplar cada lunar que adorna en ti
cada despertar.
Una y otra vez sería capaz
de dibujar y salpicar con un pincel
el mar de tu mirar.

Una y otra vez...

Si son los celos los que amo y maldigo
que me den un castigo,
que me quemen con hielo,
que me roben las letras pa' decirte te quiero...

Pero si te quiero
que me adornen con besos,
que me leas un verso,
que me rías las gracias,
que me digas te quiero...
que no sea un mal sueño.

Poco...
me parece poco
tenerme que aprender que siempre estás...

dilluns, 22 de setembre de 2008

Still dreaming


Anoche se me mezcló en sueños el calor de tu espalda, el color de la oscuridad y el olor de tu respiración pausada. De tu aliento más profundo. Sé que sabía a ti, como todas las cosas que empiezan con tu nombre. Y, en tu nombre, sé que inventé un suspiro. Y creo que en algún momento puede que te susurrara algo al oído, entre vuelta y vuelta del colchón al techo y del techo a ti. A tu cielo. Puede que sí, que los días se me vuelvan grises casualmente cuando no estás y te echo de menos. Llueve. Lo sé porque te miro por la ventana, aunque no estés ahí. Y me mojo. Y de repente caigo en que ese susurro llevaba encerrado un siempre, dentro de un nunca, detrás de cada letra que no oí. Y le echo la culpa al sueño. Y me río. Te pinto azul. Nos mezclo cada noche que te escribo.

diumenge, 21 de setembre de 2008

Still bleeding


Sólo quiero morirme si me dejan elegir entre el infierno de tu piel y el cielo de tu boca. Sólo si soy infinitamente eterna y, inmortal, puedo morirme todas las veces contigo. Si puedes matarme de risa. Si puedo caer lentamente en tu pecho como una hoja otoñal ante el frío de un adelantado invierno. Si puedo desangrarme con cada roce de tu cuerpo. Sólo si morir no es un final, sino otro bonito comienzo. Déjame morir contigo un poquito cada día. Y cada noche. Y en cada verso.

dissabte, 20 de setembre de 2008

No creo



Ay, yo quiero ser tu firmamento,
de tu boca una canción,
de tus alas siempre ser el viento,

tu terrón de sal, un rayo de sol,
que a donde digas que tú quieras que yo vaya, voy.
Que eres mi desliz, mi país feliz,
mi primavera, mi escalera al cielo, sí!
Por eso sigo aquí y camino contigo,
a ti nunca podría decirte que no...

dijous, 18 de setembre de 2008

Still alive


Yo quiero más si con más no me quieres menos. Si con más no me da miedo llegar al final, caer por el abismo y no tener nunca más escaleras. Ni alas sin cera, sin sol que me derrita el alma. Yo quiero más siempre y siempre sueño de más, te lo juro, aunque luego lo niegue. Más que negarlo lo escondo, más que esconderlo lo maquillo, más que más lo quiero todo. Todo, donde en ese todo sólo estás tú, pero todo tú, incluso el más recóndito de todos tus yoes. Y por más que me ría, en realidad es un escalofrío... sí, eso que me recorre si me miras. Si me rozas en un premeditado descuido. Si me dices algo que me hace sonrojar tímidamente y mirar al suelo. Porque a veces hasta yo me vuelvo tremendamente cursi y te pinto el cielo de color de rosa en un amanecer en la orilla. Y los pies mojados. Y sonrío. Y tarareo una canción romántica desde mi cama. Y me gustas un poquito más todavía. Lo sé... aún a veces puedo tener quince años para mal disimular que te espío de reojo, para rozarte sólo un poco, para sentirme tan viva.

diumenge, 14 de setembre de 2008

Lento


Mirarte desde lejos,
no verte es la mejor manera de mirarte.

En el fondo de mí
todo se vuelve más claro,
en el fondo de ti
todo es libre y sencillo, enredado, dulce...
allí me he quedado.

Recordando puestas de sol,
trazos de sombras,
pinceladas de un ayer muy vivo.
Rojo, como la sangre.
Y me salta en las venas un asombro,
se zambulle en mí y explota.

Sé que nada es eterno.
Pero hoy sólo miro
y sólo miro hoy, quizá mañana.

Aún suena tu risa a mi izquierda.
A mi derecha una mano se desliza
y me roza el pelo, viento invisible.

Mirarte desde lejos,
tal vez quererte, también, desde lejos
para no acostumbrarme demasiado.

Mirarte desde lejos y soñar,
imaginarte siempre muy cerca.
Y a veces, también, amarte en un descuido.

Acariciarte de alguna manera diferente cada día
y mirarte en un suspiro, como un espejo de tú y yo,
y besarte en cada vértice del tiempo. Lento.

dissabte, 13 de setembre de 2008

Cincuenta


Me han dicho que escriba. Que hable sobre... el amor creo, no sé. Sobre cincuenta años. Sobre la vida, el matrimonio, la convivencia... no sé, creo que en realidad no me han dicho nada. Sólo que escriba. “Tú escribes muy bien”. Pero yo sólo sé decir lo que dicen mis entrañas cuando estoy sola, lo que no he dicho cuando estaba contigo y, quizá a veces, la verdad de todo lo que siento. Nada más. Es por eso que aún no he escrito una novela. Es por eso que me planto sobre una hoja en blanco y se me hace interminable, más que muchas otras veces. Porque yo sólo guardo veintidós primaveras, ninguna aún contigo y muchas sola que no recuerdo... y se me hace una montaña el futuro. Más pensando en frío... Sé que no soy así. No ahora. No puedo pensar más allá porque no quiero, quizá porque me obligo a no hacerlo. ¡Y el amor es tan diferente para cada uno de nosotros y para cada tiempo! Yo sólo sé que te miro. Sólo te miro y, con eso, sé escribir. Con eso y con tus manos. Y con tu risa. Y con tus ojos expresivos. Nada más. Del amor yo no sé nada. Y cincuenta años son muchos años para sostener una misma mirada...

Porque sí!


A veces te das cuenta de que llevas toda la tarde escuchando música del fondo del cajón romanticón y olvidado, lleno de polvo y telarañas de azúcar. A veces la distancia se alarga o se acorta de manera absurda, sólo porque un nombre en mayúscula te parece más lejano que otro. A veces pasa el tiempo sin medida, imaginando. Y a veces en un bar tomando una copa se te graba alguna frase en la cabeza... y vuelves a remover los cajones del recuerdo en busca de esa canción que puede sonar tanto como tú quieras, a lo que tú quieras y cómo tú quieras, y que te dibuja una sonrisa no sabes por qué.



dilluns, 8 de setembre de 2008

Life is too short to waste one day


Deep in my mind Im secure we can buy
I wanna see the light before I die or I lie in an empty space,

The darkness comes and I’ve been telling my soul
And me and myself we turn around, we’re getting old,

But the lightning crashing, foolish emotions
From the bruises and the beauty in this moment that we’re feeling,

And I feel like I’m seeing the world inside of me
But I can tell you that I know, it's getting easier to breathe,

There’s a cold in the morning, endless equation
Of who’ve we've become, it’s a complex situation

So live, love, life give love
Live, love, life, give love
Live, love, life, give love
It's who are we anyway

So don’t rain on my parade
Life’s too short to waste one day

I’m gonna risk it all, the freedom to fall
Yes it sure looks good to me

dimarts, 2 de setembre de 2008

Uno de septiembre


Uno de septiembre. Las noches ya no son las que eran y las tardes ya no parecen eternas. Me duele la barriga sólo de pensarlo: ha vuelto la rutina a llamar a mi puerta. Pero quizá no se ha dado cuenta, en mi habitación no caben más de dos (yo y tu recuerdo). Dice que no ocupa espacio y sólo come tiempo, me empuja y sin querer ya se ha sentado en mi cama. Siempre fue un poco consentida, niña mimada. Sabes que ni tú ni yo acabaremos la una con la otra, es lo que hay y es lo que toca.

Uno de septiembre. Las noches se hacen más largas y las tardes más pequeñas. No me cabe todo lo que quiero, así que una vez más tendré que jugar con el tiempo y mi mitad más irresponsable. Miento, mis tres cuartos irresponsables... lo sé, no tengo remedio. La ciudad respira otra vez el mismo aire de prisa y sueño, de párpados pesados, olor a rueda y asfalto. Dejadme soñar, no me acabéis este cuento.

Uno de septiembre. Las noches vuelven a ser para dormir y las tardes para perder el tiempo que no tengo y luego arañar las horas. Si pudiera abrazar todo lo que quiero y no dejarlo escapar... pero nunca lo intento, siempre pienso que no puedo. Y sé que no puedo, que mi escala de prioridades sufrió hace mucho un vuelco. Y aunque no lo entiendas me da igual, siempre fui a mi manera. Y, a mi manera, quiero las cosas de diferentes formas y no por eso las quiero menos. Tampoco más. Ni espero que se quieran quedar conmigo por ello.

Uno de septiembre. Y sé que pese a que tarde y noche cada vez se fundan más, nunca llegarán a cabalgar los días como en verano. Nunca. Terminó ya ese tiempo.

Uno de septiembre. En mi nuca, oigo soplar ya el invierno.


PD. a todos los que de una manera u otra han participado de este magnífico y loco verano... ha molado!!^_^

diumenge, 31 d’agost de 2008

Confesiones


A mí me gusta cuando eres sólo tú y actúas sin pensar y luego, si acaso, piensas... o te ríes. A mí me gusta reír a tu lado. Me gusta el olor de tu sonrisa azul. A mí me gusta suspirarle a la vida y suspirar por la vida contra tu pecho. A mí me gusta de ti todo aquello que no se puede tocar, y tocarlo, y soñarte. Me gustan tus manos grandes. Me gusta cuando te mueves muy rápido, cuando respiras despacio, cuando me miras anonadado. Me gusta ese diente que asoma entre tus labios en ese momento en que inspiras lentamente y te quedas muy quieto y se calla el mundo para oír tu mirada chocar contra la mía y besarse un rato. A mí me gusta cuando después de ti no hay nada. Me gusta escucharte durante horas y vislumbrar cada pensamiento y cada idea en cada gesto, en cada tiempo, en cada espacio. A mí me gusta sentir el roce de tus labios. Me gusta tu boca, tu lengua, tu pelo, tus brazos. Me gustan también tus abrazos desde arriba que me acaparan y me esconden del mundo. Me gusta que tengas tu mundo sin ser mi mundo y me gusta combinarlo con el mío y hallar todas las intersecciones. A mí me gusta acariciarte porque tus caricias me mueven las manos y tu piel mueve mi sangre. A mí me gusta chincharte, a veces. Me gusta tu paciencia, tu impaciencia, tu sentido del humor y tu sensible yo de muy adentro. Me gusta tu cuerpo tanto o más que todo lo demás, llámale alma... Me gusta pasear cogida de tu mano y descubrir que nunca nada es igual que antes, cuando no estabas aquí. A mí me gustas cerca porque me haces sonreír. Y me gustan tus miedos, tus no-miedos, tus corazas, tus sueños, tus ganas, tu ambición, tus tonterías (incluso las que no hacen gracia). Me gustan porque me muestran que estás vivo y sé que entonces puedo vivir a tu lado. También me gusta cuando te indignas y lo criticas todo, me gusta incluso tu irremediable espontaneidad que a veces besa y a veces muerde, porque se parece a mí... A mí me gustas porque siempre tienes algo que decir, algo que contar, algo que compartir. Y me encantan tus momentos dulces, tu naturalidad, tus cosquillas, tu mirada hipnótica. Me gustas de los pies a la cabeza y me gustas así.

A mí, simplemente, me gustas.


dijous, 28 d’agost de 2008

¿Qué héroe / heroina eres?


Your results:


You are Supergirl:

Lean, muscular and feminine.
Honest and a defender of the innocent.




Supergirl

60%
Wonder Woman

60%
Green Lantern

60%
Superman

55%
Spider-Man

40%
Robin

35%
Hulk

35%
Catwoman

35%
The Flash

30%
Batman

25%
Iron Man

20%


Click here to take the Superhero Personality Test


Pd. Creo que me gusta más la Mujer Maravilla... jajajaja! Princesa Diana de las amazonas, concebida por gracia de una diosa, Diana creció siendo la más bella amazona de la Isla Paraíso, con la sabiduría de Atenea, tan fuerte como Hércules y más ágil y veloz que Hermes... (wikipedia dixit).

De universos paralelos...


No me creo eso de que el universo es infinito, no. No me lo creo. ¿Acaso han llegado alguna vez a encontrar un no-final? ¿Algún cartel que indique el camino a ninguna parte? ¿Alguna señal de “Stop si no quieres perderte”? ¿Algún atisbo de eternidad en el horizonte estrellado? Y no me creo que pueda haber vida más allá de aquí, donde la vida es sólo lo que nosotros etiquetamos. Por muchas canciones de los Beatles que manden al espacio, nunca nada moverá un tentáculo con la gracia de Elvis ni la sensualidad de Shakira. Qué quieres que te diga... a veces me da por contradecirlo todo, sí, lo reconozco. ¿Quieres saber lo que creo? Creo que el universo termina en ti y que es altamente exotérmico, adimensional y está en constante movimiento. Creo que nada más en él puede tener el brillo de tus ojos y que nadie más en él puede besarte como yo lo hago.


He dicho. Sin ser física cuántica.
Que me den el Nobel a mí por este descubrimiento. Histórico.

diumenge, 24 d’agost de 2008

De puntillas


Desde mi cama se puede soñar de noche lo que imaginaste de día. Desde mi cama se puede echar de menos, aunque más que echar siempre intento atraer, al menos a tus ojos. También desde mi cama se puede ser todo y nada, a la vez, en un colchón de uno ochenta y con las sábanas enredadas en tus piernas. Pero lo mejor viene al saltar de la cama, que a veces cuesta, quizá por el desnivel, quizá por el duro suelo, quizá por el roce de tu respiración en mi espalda. Saltar de la cama y dejar de soñar es, muchas veces, lo mejor que puedes hacer en un día. Dejar de soñar para empezar a crear el mundo como tú querías que fuera, como en tus sueños, como anhelas, con ese toque de luz que le faltaban a tus ojos, con esa chispa de vida que te brinda tu sonrisa. Y tu risa... dejar que todo sea un chiste. Saltar de la cama y andar descalza, sin miedo, ligera como la brisa que entra por tu ventana, para llegar a su boca y ponerte de puntillas. Y recordar que una vez tuviste quince años y soñabas todo el día sólo con tocar de puntillas una piel y sentir ese escalofrío que llegaba, también, de puntillas a tu nuca y te hacía volar la imaginación y el corazón y tu pelo ondulado. Y recordar que una vez fuiste bailarina de ballet y andabas por el parquet sin miedo, descalza, ligera... de puntillas.


Underneath your clothes - Shakira

diumenge, 17 d’agost de 2008

Sábanas limpias


Hoy me ha tocado hacer la cama con sábanas olor a suavizante barato. Si he soñado contigo y he buscado tu ombligo incesantemente entre arruga y arruga, si he acariciado inconscientemente un espejismo de ti, si he lanzado mi aliento a la almohada en un intento de darle vida y una sonrisa grande y sencilla como la tuya, eso sólo lo sé yo. Y quedará en mi recuerdo. Ahora sólo queda un vacío que intentaré llenar de mí, una sombra que no sabe dónde estoy, un tormento que me busca y me persigue y que ya no me encuentra. Ahora, la tarde de un domingo sólo tiene espacio para el tiempo perdido sin más, sin ti, sin locuras ni imaginaciones (se vuelvan realidad o no). Y las horas pasadas sólo son pasado.


Hoy me ha tocado desprenderme de tu olor y encerrarlo en el cubo de la ropa sucia. Aún sigo abrazada a él y dormiré en la luna, en el suelo, en la playa, en la brisa del mar, en el color de tu mirada fugaz, en el ruido de los coches en esta ciudad, colgada de un instante... pero no en mi cama.

Hoy no quiero sábanas limpias.

Agua


Hay miradas que matan y las hay también que te recargan de vida. Igual que hay besos que no sabes de donde vienen, porque no son de este mundo... y porque te llevan a otro mundo e incluso a otros universos, paralelos o no. Hay cielos que no son sólo azules y llenos de estrellas, ni tienen una sola luna sobre un mar que, a veces, tampoco gobierna sus propias mareas. Y te mareas y acabas cayendo al agua... Hay caricias que te descontrolan todo el sistema sanguíneo, el nervioso y hasta el inmunitario, porque te bajan la guardia y te suben la bilirrubina, la adrenalina, la piel de gallina... yo que sé, todo eso que termina igual y comienza con los pelos de punta. Y en la punta del iceberg está lo que ves, pero recuerda que por debajo queda aún un buen pedazo de hielo. Y si de ola en ola acabo llegando al ecuador de todo, al centro de un universo abstracto e inimaginable, al ombligo de un sueño que tuve ayer entre tus brazos... si llego, entonces, no hará falta que me pidas que me derrita. Ni que me lo impidas... seré agua. Dulce o salada, fría o ardiente, turbia o cristalina, pero siempre agua. Y chocaré con la arena de la orilla y con las rocas de mi abismo... y seré agua. Contigo.

dijous, 14 d’agost de 2008

Verano azul


Si de escribir se trata, con el vacío blanco delante de mí y sin rebuscar demasiado, sólo encuentro palabras cursis, sólo te encuentro a ti. A ti y tus recuerdos, muchas veces iluminados levemente de luna llena y brisa de mar, sonrisas de un verano que no quiere acabar, viéndonos flotar entre sus manos, mirándonos con curiosidad y cierta ternura, acariciándonos la cara y empujándonos hacia la no-distancia. Poco a poco, los días se han hecho eternos y cabalgan uno detrás del otro sin mucha diferencia, en una conga de perfecta fiesta con confeti de estrellas y olor a algodón de azúcar dulzón, sabor a fresa de tus labios. Poco a poco ese destino en que no creo y que no deja de dar golpecitos en mi puerta me va convenciendo de lo bonito que es el amor, y divertirse, y los atardeceres rosas, y las etiquetas naranjas, y los días grises, y las decisiones difíciles, y el mar, y el dolor de un abrazo, y las caricias... que siempre me han hipnotizado. Y si me paro un segundo alucino, me pregunto, se me acaba el aire, se me ponen las neuronas del revés, incrédula de mí. Quizá no todo es tan cruel, ni tan raro, ni tan lejano, ni tan real y lógico, ni tan imposible... ¿dónde quedó aquello de que nada era imposible? Pero es que no puede ser... no puedes llegar y romperme a cachitos todas las verdades que una vez construí y alineé perfectamente en la estantería de encima de mi cama. No puedes llegar, desmontar el orden perfecto que era imagen de mí y montarlo desde cero. No puedes venir a decirme que quizá lo que creía tenía una excepción tan clara y corpórea como tú. No puedes venir a demostrarme lo equivocada que estaba, no puedes.

Pero si aún así vienes, llegas y entras por esa puerta, tantas veces cerrada, olvidada, entreabierta, oxidada, abierta, perdida... deja las maletas, puedes quedarte un ratito a desdibujar el paisaje que creía ver desde mi ventana azul.


diumenge, 10 d’agost de 2008

La vida también puede ser demasiado larga...




Cuentan los viejos libros
que el hombre no vive 100 años,
que el sufrimiento es su castigo.

Y aunque Miriam aún no sabe andar
sus ojos ya reflejan toda la ira de su verdad.

Y al llegar a los seis, Miriam no siente nada
cuando su padre olvida su condición
y se refugia en su almohada,
Miriam no siente nada,
Miriam no sabe decir no,
Miriam esta asustada...

Pero qué larga es la vida si es triste y el tiempo se para
y no hay ni un rincón dónde esconder al menos la cara,
y no hay ni un hombro dónde poder reposar la cabeza,
y siempre te ahogas en el mismo mar de tristeza.

Escribe unos versos pidiendo ayuda
pero que no los lee nadie,
todos tratan de esconderse.

Y aunque ahora todos te llamen delincuente,
seis atracos ya es bastante...
yo me muero por verte.

Ya no sientes placer,
ningún hombre es suficiente
aunque yo quiera abrazarte,
navegar contracorriente de tu sangre infectada
por una aguja que te comprende,
que no te hace pensar en nada
y que te lleva hacia la muerte.

Pero qué larga es la vida si es triste y el tiempo se para
y no hay ni un rincón dónde esconder al menos la cara,
y no hay ni un hombro dónde poder reposar la cabeza,
y siempre te ahogas en el mismo mar de tristeza.


PD. La vida puede ser demasiado larga a veces, por muchos motivos que no hemos podido o sabido evitar... Un recuerdo para esas otras vidas.


dimarts, 5 d’agost de 2008

El verano entre los dedos


Siento el verano entre los dedos desde que te dejé volar, o más bien te eché de mis manos. Fue difícil hacerte saber con palabras que tu calor me quemaba, que había veces en que sólo quería escapar... Y escapé, y todo sonó cruel y visceral, como la cruda realidad en esta vida que intento montarme de recuerdos.
Recuerdos eres tú. Desde tu frío invernal hasta tu tímida ternura. Nada se queda lejos de mi memoria, nada sobra, todo permanece. Hasta las noches en que quise morir, hasta las noches en que pude soñar contigo, amor. No me cansaré de intentar explicarte que la culpa no es de nadie ni de nada, que el camino se hace al andar y que al andar, a veces, se abren nuevos caminos. Y que a veces no estás tú de la manera en que quisieras. Quisiera sólo atraparte en un abrazo eterno, de esos que rompen las costillas y te susurran cariño por cada poro de tu piel. Quisiera deshacer de una vez este nudo en la garganta, en el estómago y en las ideas al intentar escribirte, por una vez, que nada es final definitivamente. Solamente cambia. Y que, a veces, es principio.
Al principio te quise, luego te quise más, y ahora sólo puedo decirte “te quiero”. Qué rabia tener tan sólo una palabra para expresar cosas tan distintas... Pero amor se llama todo aquello que quieres a tu manera y, a mí manera, sé que te quiero más todavía y que sabía que no podía quererte más. Por eso de repente todo termina, porque sabes que llega el final y no quieres esperarlo sentada con el pelo rozando tu espalda... porque no quieres llorar. Porque quizá ya no queden lágrimas... porque no quieres manchar tus recuerdos de sal. Y sales del camino que crees que ya no te pertenece, porque no te perteneció nunca. Y sigues descalza, idiota, sencilla, ligera, tú. No miras atrás porque sino te dolerían las entrañas. Sólo sangras amor, sólo piensas “te quiero”. Sólo dices “adiós”.
Y te vas... con el verano entre tus dedos. Esperando dejar más que nada, aunque tú creas aún que más allá de aquí no hay nada.

dilluns, 4 d’agost de 2008

Costumbrofóbia


Podría acostumbrarme al vaivén de la ropa tendida de cada ventana que puedo ver desde aquí, a la luz parpadeante que en la noche choca contra mi persiana, al blanco de este techo bajo que a veces parece que me quiera atrapar, a la misma música atronante cada día en mi cabeza.
Podría acostumbrarme al olor de las sábanas recién puestas sobre mi cama vacía, al temor de esta flor que tiembla con cada ínfimo aliento, al vacío de unos ojos lejanos mirando algún horizonte sin fin.
Podría vivir sin mí, sin el valor de cada nuevo día, sin la sonrisa de cada nueva hora, sin la sorpresa que me da cada minuto, sin soñar cada segundo, sin nada que decir.
Podría incluso no sentir el viento en mi cara, ni la fría lluvia en mi piel, ni el sol ardiente, ni ese deseo que viaja en esa nube por un cielo...
Podría ser sólo un fantasma en este mundo de cobardes que no saben vivir a su manera.
Pero (casi) siempre soy, no solamente existo.
Y aunque quiera, no me quedo atrás.
Y aunque pueda, a veces no me contengo.
Y aunque muera; río, lloro, hablo, corro... me levanto y reacciono, sin pararme a pensar.
Siempre guío a mis pies descalzos cuando no saben andar.
Y las costumbres que poco a poco se vuelven rutinas grises y aburridas acaban saltando por la ventana.
Y las que no, es porque una vez aprendí a maquillarlas... a vestirlas de lo que yo quise imaginar.
Y algunas veces tengo miedo de aborrecer todo aquello que viene de lejos y que un día me quise quedar para siempre... y que un día dije que no sin querer, y al otro que sí sin pensarlo dos veces, y que siempre creí que había querido para siempre, aunque siempre piense que la eternidad no existe...
Algunas veces me pregunto si el tiempo vuelve a todo costumbre, olvida toda belleza, llena todo de vacío y te lo devuelve hecho harapos, sangrando de rutina.
Algunas veces no quiero futuro... sólo quiero hoy, eternamente.

divendres, 1 d’agost de 2008

El principio de...


Recuérdame como tú quieras
pero recuérdame un poquito, alguna vez.

Y dilo bajito, eso de que me querías...
y dilo flojito, lo de que no podías...
y no me digas que me quede,
chíllame si acaso que me vaya, muy fuerte.

Merezco de ti un silencio más grande aún, si cabe,
que el vacío que te dejo aquí.
Merezco de ti un odio profundo, un dolor más fuerte
que el portazo que dará la puerta tras de mí,
esa puerta que ya está cerrada.

No merezco perdón, ni clemencia, ni piedad, ni tengo conciencia,
ni estos años que atrás dejo y que me dejas sin saberlo aún
en un rincón de esta loca cabeza.

Quema todo aquello que una vez escribí como verdad,
abule todas las leyes que te sepas y quieras crear,
déjame sin abogado y entre las rejas
de tus ojos de frío acero.

Dime que soy mala, mala hasta morir,
mala hasta matar...
no intentes justificar lo injustificable,
yo no lo haré.

Hoy he descubierto otra parte de mí que no sabía...
secretos que nos deja el vivir esta vida
que ya no está llena de ti, ni de mí.

Hoy he sabido que era el principio del final
igual que un día supe que era el principio del comienzo,
y he llorado como en una tarde de frío invierno...

Y me ha dolido... ¡lo juro!

Y, aunque tú no lo creas, no he vencido,
de hecho ni siquiera me he convencido...
aunque por dentro sin quererlo siento
que esto es el principio... de algún final y de algún comienzo.


PD. Lo escribí hace días... pero seguimos sin TusRelatos! :(

Marina


A la Marina no li agradaven les nines. De fet, encara que de vegades no en tenia prou consciència, no li agradaven moltes coses que després, poc a poc, va anar deixant de fer. Solia tenir-les ben endreçades a l'habitació, en filera a l'estanteria o ben posades sobre el llit. De tant en tant, quan no sabia què fer, n'agafava alguna i jugava una estona però més aviat per fer passar el temps. I el temps passava, amb més o menys lentitud, entre l'escola i l'habitació on es perdia i imaginava, entre nines i ninots, a l'estiu entre la platja i les rialles a l'hort de l'avi. I l'avi la mirava amb aquell posat seriós quan havia fet alguna cosa malament i ella, rient i trapella, el feia somriure un moment i era tot just llavors quan entenia quant l'estimava. Com sempre tothom l'havia estimat, a la seva manera, perquè cadascú estima de la forma que sap i ella això ja ho sabia. I, d'alguna manera, havia après a fer-se estimar d'una manera especial per aquells que sabien copsar-la i que es deixaven gairebé hipnotitzar pels seus ulls foscos de nena. Uns ulls innocents i oberts que deien molt i que havien vist encara més.
La Marina va anar creixent, a poc a poc al seu parer, massa ràpid per tots aquells que es paraven un moment a enraonar amb la seva mare a l'escala o pel carrer i es meravellaven de quant havia crescut. Però ella no volia créixer, no li atreia pas la idea de fer-se gran. Potser perquè intuïa que no sempre podria gaudir d'aquell somriure als llavis. És per això que, en el fons, sempre va continuar sent una nena...

PD: potser algun dia el continuaré...

dimecres, 30 de juliol de 2008

Desiertos


Desiertos son los que miro desde mi habitación y me soplan aire caliente por la ventana... viento de atardecer en la ciudad sin ti, amor. Desiertos esos sueños de los que nunca me acuerdo al despertar. Desierta mi mirada sin tu cuerpo, mi boca sin tus labios, mi verso sin un matiz de ti. Desierto es el polvo que muerdes en la tristeza, y en la desilusión, y en el enfado de no ser tú y no ser yo, y en el gris del calendario, y en la soledad. La soledad es desierto como una estación de madrugada. Las madrugadas, desiertas si tienes los ojos cerrados, como el corazón... que a veces también queda desierto. Y siempre duele porque la sangre, desierta de ganas y amor, choca contra las paredes, eco de tu mente desierta, tan llena de pensamientos que no pueden salir. Desiertos son los parques sin niños con heridas en las rodillas. Desierto es el saber que después de ti no hay nada... Desierto el saber que detrás de la vida sólo hay muerte, y querer morir. Desierta está esta luz si no te alumbra en esta sala desierta y me trae un poco de luz a este túnel. Desiertos son los domingos por la tarde sin un buen café. Desierto ese teléfono que no suena. Desierta cada almohada de cada cama sin dos... Y en cada desierto, una nueva travesía que te lleva a algún lugar. Y en cada lugar algo que aprender, o que reír, o que llorar. Y en cada nuevo cielo un mar de estrellas que, a veces, se dejan tocar. Y te estrello un beso en ese desierto que dices tener bajo la piel, ese desierto de miedo y distancia, de mar de lágrimas, de rayo de sol en plena tempestad. Y llueve como la última vez que besé a un desierto y me quise quedar bajo las nubes de su pelo... Y sé que me quedaría, al menos, a ver el invierno pasar... pasar muy lejos de esta primavera que sólo está desierta sin ti, amor.

A menos de un kilómetro


¿Puedes bajarme la luna un ratito? Soy curiosa y quisiera saber qué tal está en este cielo, el que le ha tocado alumbrar cada noche en que la miro. Quiero saber de qué se esconde, por qué mengua, por qué cae al mar, si sabe tu nombre... si acaso se parece a mí y si tiembla, también, cuando le rozan según qué pestañas en esas mejillas con hoyuelos de luchas pasadas. ¿Puedes bajármela? De puntillas sólo llego a tus labios... ¡Qué digo! No quiero más que vivir de puntillas, de tu mano, por tu piel. No quiero más que vivir, siempre lo hago. A mi manera. Y me preguntas por qué se quiebran los cachitos de mí a pedacitos cuando siento tu presencia a menos de un kilómetro... y se me escapa la risa, esa tan tonta, y se me va de la boca toda palabra y toda razón y toda lógica. En realidad, sólo ocurre cuando estás a menos de mil, y mil veces he tenido que recogerme y montarme de nuevo. Soy un puzzle complicado que requiere su tiempo... He sido tantas veces yo que a veces me monto diferente, sólo para sorprenderte. Me gusta tu risa, como tantas otras cosas que un día te explicaré en un susurro al oído. Pero, si te fijas, hay interrogantes que no llegan nunca a explotar y se quedan, para siempre, en el aire. Flotan como el barco de papel que te regalaré para irnos de vacaciones a ese sitio entre tú y yo, en el que nada más existe. Sólo flotan y palidecen y poco a poco se tornan casi transparentes... Miento, también puedes desdibujarlos, desformularlos, despreguntarte las cosas que un día no pensaste bien. Siempre podrás recogerme una a una de tu cielo y comprender que a veces las palabras no dicen todo lo que debieran decir... ni se parecen a lo que yo quiero ser, aunque me contradiga y a veces quiera que lo sean.

dilluns, 28 de juliol de 2008

Tiquismiquis (o lo que a veces se puede leer entre líneas...)


Lo que te he dicho antes no era un no, era un sí así de grande. Enorme, vasto, gigante, casi universal. Inmenso como tu magnetismo aporreando mi cabeza. Así era.
Y tú, que buscas entre mis virtudes y mis sueños algún defecto, no te has dado cuenta de lo que soy: tiquismiquis, en toda regla. Me enfado si en cada palabra no hay un pleno, si en cada frase no dibujo un pensamiento, si en cada verso no hay un instante de vida y luz. Me enfado porque sé que puedo hacerlo, que quieres hacerlo, que debería ser siempre así para que nada fuera en vano ni equivocado ni mentira. Me indigno ante cualquier matiz despreciable que se hace un mundo entre mis dedos, imagínate si me hablan de amor... Amor es una palabra tan grande que no cabe en un te quiero, que no digo porque sí, que no convierto en rima fácil y sonora. Es entrañable si se usa poco, pierde la magia si la dice según quién y según cómo... debería ser pecado capital. Y en tus labios, sin decirla, se vuelve mariposa que no deja de volar entre mis sueños, brisa que no deja de despeinar el mechón junto a mis ojos, caricia que viene y va de aquí hasta allí... y los pelos de punta. ¿Qué quieres que te diga? Me pierde la exactitud... pero te juro que no podría callarme. Aunque sólo bastaban dos letras, he dicho mil. Mil veces he pensado de camino a casa qué fácil era decir sí. Y a la mil una he entendido que, aunque fácil, no hubiera sido real, no hubiera sido yo... y no hubiera significado tanto si solamente hubiera dicho “sí”.
Porque, aunque no lo creas, nadie piensa en ti como lo hago yo... y no es porque sí.

dissabte, 26 de juliol de 2008

Llueve


Se cae la lluvia de repente de esa nube gris y nos sorprende como a mí nuestra menguante distancia. Se cae la lluvia, pero el cielo sigue en tus ojos. Y en tus manos... pero más en tu boca, que sigue moviéndose mientras hablas y me hipnotiza. Me mareo de ti en cada curva de tus labios, no sé por qué diablos son tan perfectos. Y aún así te escucho y te observo, callada, riendo, temblando a veces por dentro porque tu presencia me bombardea todavía, como lleva haciéndolo desde hace tantos días. Y no es que sea rosa ni azul, ni domingo por la tarde, ni abril, ni primavera por mis venas, ni brisa de mar Mediterráneo, ni esa palabra prohibida. Es que eres tú y soy yo, pero yo cada vez menos porque contigo me vuelvo pequeñita, hasta casi desaparecer, y me acurrucaría en tus brazos como cuando no quieres salir de la cama. Pero sin almohada, sólo tú. Y mis sábanas de timidez aguda. Y un techo de estrellas fugaces y eternas. Y una luz tenue de luna creciente. Y un suspiro, quizá más. Y el sueño de nunca acabar. Y un cuento que te inventes. Y una poesía sin palabras. Y una palabra prohibida que puede que sea pecado. Y también puede que sea verdad...

dijous, 24 de juliol de 2008

Invasión



Zaragoza cayó. Creo que yo también...


diumenge, 20 de juliol de 2008

La insoportable fragilidad del soy



Me muero más si me miras que si me matas, si me rozas que si te marchas, si me escabullo de ti que si no estás. Y no estás y todo parece sencillo, simple como en un día frío de invierno y lluvia pausada. Todo indica que me encantaría, pese a todo, salir de casa, coger la bicicleta roja de cesta en el manillar y cintas de colores en el timbre y bajar rodando, dejarme llevar, disfrutar del viento de cara que lo hace volar todo: mi pelo, las dudas, los sueños, los miedos, la imaginación... Todo indica que la vida va cuesta abajo, y yo siempre voy con ella. Sin embargo, nada más llegar a mi portal, me asalta una nube que me persigue bajo el paraguas y me hace desenfocar el mundo, perder los horizontes, nublar los sentidos y temblar. Tiemblo porque soy un hilo... y es que soy lo que ves más allá de mi muro pero mi muro a veces no me deja llegar más allá. Es un muro irreal, surreal y realmente fastidioso, es un muro abstracto de pensamientos absurdos y delirantes, es un muro que quiero bombardear. ¿Quizá bombear sangre a mis venas a contratiempo? Quizá deshacerme de este día ligeramente gris que dura ya demasiado, dejar atrás todo camino llano, lanzarme hacia... simplemente hacia abajo, ni siquiera hace falta que pedalee, basta sólo con vivir de la manera más básica: sintiendo lo que siento. Porque a veces lo que siento no es lo que pienso ni lo que digo ni lo que miento ni lo que hago ni lo que te dejo. Y me quedo tanto y tan bonito que siento que te robo a pedacitos lo que te querría regalar. Y si sólo lo siento yo es como si no existiera, como si detrás no hubiera nada. Nada. Pero detrás de este muro hay tantas cosas que se parecen a ti... Cuando las acaricio son suspiros, y me inundan, y me ahogan, y me tocan, y... sé que nada es tan frágil.


PD. No quisiera perderme tu tren y saber lo que es malgastarte...

dimarts, 15 de juliol de 2008

De cafés, muros y mariposas...



Frente a un café he pasado los momentos más intensos de mi vida. Siempre, frente a un café, el tiempo pasa más despacio y los instantes se dilatan como una goma, se derriten como un helado, se empapan de sentimientos como yo de tu mirada tímida y fugaz. Frente a un café, las palabras son más que palabras y nunca llegan a ser todo lo que queríamos, y todo lo que queríamos se vuelve transparente y se puede casi tocar y rozar con un suspiro, y los suspiros dicen todo lo que no sabemos o no queremos callar. Y te callas y se hace un leve silencio que llueve en todas direcciones y me moja los labios y entonces, sólo entonces, sé que el mundo a veces se hace tan pequeño que cabe entre tú y yo y se puede saborear (creo que sabe a chocolate...). Y entonces no puedo más que sonreír y casi sonrojarme. No puedo pensar, no puedo soñar, no puedo ni mirarte. Vuelvo a marear mi café para ver si me deshipnotizo de ti, y de mí, y de ese instante concentrado y cien por cien natural que corre por mis venas. Vuelvo a inspirar porque me faltaba el aire. Vuelvo a ser yo, porque me había quedado en algún sitio muy muy lejano en el que hay cosas que pueden acariciar más allá de mi piel... porque a veces mi piel es un muro de Berlín y a veces es un ala de mariposa.


Pd. Necesito Tusrelatos... xD

divendres, 11 de juliol de 2008

A ti que estás en ese espejo...



A ti que estás en ese espejo llamado hoja en blanco,

tengo envidia de ti, que me robas el sentido de todo, que me arañas y te quedas con mis sentimientos bajo las uñas. Luego te disfrazas de mí, o no, quién sabe... y me quitas un momento, un recuerdo, una frase, mis palabras, mis sensaciones, mi yo. Ya no soy yo misma si no soy yo, si te lo quedas todo, si me vacías y me nublas y me esfumas... Si no sé lo que me pasa y sólo lo sabes tú, si sólo me lo susurras al oído... si no puedo sentirlo, si no puedo vivirlo. Quiero ese trozo de mí que es sólo mío y sólo yo. Lo quiero para regalarlo. Dame ese trozo de mí, el resto puedes quedártelo.

Es superior a mí...

Superior a mí es la fuerza que me lleva
en el pulso que mantengo con la oscuridad que tiñen
de oscuro tus ojos negros...
¿Y qué me cuentas del tiempo que pasa en tu pestañeo
y que me trae por esta calle de amargura y de lamento?


Que yo sé que la sonrisa que se dibuja en mi cara
tiene que ver con la brisa que abanica tu mirada...
Tan despacio y tan deprisa, tan normal y tan extraña,
yo me parto la camisa como Camarón.


Tú me rompes las entrañas, me trepas como una araña,
bebes del sudor que empaña el cristal de mi habitación
y después por la mañana despierto y no tengo alas,
llevo diez horas durmiendo y mi almohada está empapada.
Todo había sido un sueño muy real y muy profundo...
tus ojos no tienen dueño porque no son de este mundo.


Que no te quiero mirar...
pero es que cierro los ojos y hasta te veo por dentro
te veo en un lado y en otro, en cada foto, en cada espejo
y en las paredes del metro, y en los ojos de la gente,
hasta en las sopas más calientes... loco yo me estoy volviendo.


[...]


Y a veces me confundo y pico a tu vecina
esa del segundo que vende cosa fina...
a veces te espero en el bar de la esquina
con la mirada fija en tu portería.
A veces me como de un bocao el mundo,
a veces te siento y a veces te tumbo,
a veces te leo un beso en los labios
y como yo no me atrevo... me corto y me abro.


Como Camarón - eSTOPa (youtube)

dilluns, 7 de juliol de 2008

Sí, me gustas

Si me gustas, me gustas de una manera especial, como me gustan todas las cosas que descubro de repente. Me gustas sencillo, tú, así sin más, con defectos y errores, con tu risa, con tus ojos, raro, lejano, confusamente... Si me gustas, será difícil seguir y continuar y no enredarse un poco. Será difícil prácticamente todo, lo sé. Y a veces a lo mejor me equivoque, y a veces a lo mejor te me pierdas, y siempre serás y seré, separada y rematadamente, cada uno de nosotros tan nosotros y tan tú y yo que, a lo mejor, a veces, choquemos sin olas, sin mar, sin sal... El riesgo de caer es el mismo que el de ganar; apuesto todo y nada y mira, no sé porqué, pero no me guardo nada ni por si acaso ni por si tal vez lo pierdo todo. Tal vez... sigo cuesta abajo en bicicleta, soy un avión de papel.


Pd. siempre hay que vivir "sin miedo a nada".

dijous, 3 de juliol de 2008

A contracorriente


Tanto si huyo de ti como si choco contigo, no te asustes.
Sólo abrázame. Engáñame, si es eso lo que quieres...
Sólo mis pies van a contracorriente, mis ojos siempre te miran.



dimarts, 1 de juliol de 2008

Necesito medicación

Tengo que coger las riendas,
ordenar un poco mi vida
y aunque nadie me comprenda
y aunque me digan lo que me digan...
yo quiero salir volando
y ya no me queda pista
porque me estoy despistando
y mi corazón tiene prisa.

Necesito medicación
porque estoy siempre en el desierto,
no me molestan las dunas,
voy donde me lleve el viento.
Y es que hace tanta calor
que hasta mi corazón duda
si te vi en un espejismo
o en mi habitación desnuda.
Necesito tu dirección
que me lleve hasta tu calle,
que yo quiero correr mucho,
mucho, mucho, mucho, mucho...
que no quiero llegar tarde.

EstopA xD!


Pd. Búscame en tu sexto sentido, ya verás cómo se destruye el hielo que nos separa... ¡Que tengo el corazón aerodinámico!

dijous, 26 de juny de 2008

Yo no quiero...

CONTIGO - JOAQUÍN SABINA ( youtube )

Yo no quiero un amor civilizado
con recibos y escena del sofá,
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecinas con pucheros,
yo no quiero sembrar ni compartir,
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas,
yo no quiero que elijas mi champú,
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde,
yo no quiero columpio en el jardín...
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres,
porque el amor cuando no muere mata,
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes...
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero,
yo no quiero besar tu cicatriz,
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin ti.

No me esperes a las doce en el juzgado,
no me digas "volvamos a empezar"...
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste,
yo no quiero contigo ni sin ti...
lo que yo quiero, muchacho de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.



PD. es curioso porque creo... sí, de hecho siempre he sabido mejor lo que no quiero que lo que realmente quiero...

dimecres, 25 de juny de 2008

No te calles la boca



"Me callo y lo digo todo
Y abro el pico y no digo nada"


Y ya ves... a veces también me da por abrir la boca y decirlo todo ;)



Pd. El título del blog va por Cállate la boca (ya que no siempre es un buen consejo!). La cita es de Ojitos rojos de EstopA (como no!).

dimarts, 24 de juny de 2008

The Hours




Dearest,
I feel certain, that I'm going mad again.
I think we can't go through another of these terrible times and I shan't recover this time.
I begin to hear voices and can't concentrate.
So I'm doing what seems the best thing to do...

You have given me the greatest possible happiness.
You have been in every way all that anyone could be.
I know that I'm spoiling your life
and without me you could work
and you will. I know.
You see I can't even write this properly...

What I want to say is that I owe all the happiness of my life to you.
You have been entirely patient with me and incredibly good.
Everything is gone for me, but the certainty of your goodness.
I can't go on spoiling your life any longer.
I don't think two people could have been happier than we have been.

Virginia.

*

She'll die.
She's going to die.
That's what's going to happen.
She'll kill herself.
She'll kill herself over something which doesn't seem to matter.
(...)

- Someone has to die in order that the rest of us should value life more. It's contrast.
- And who will die? Tell me.
- The poet will die. The visionary.

*

It would be wonderful to say you regret it.
It would be easy...
But what does it mean?
What does it mean to regret when you have no choice?
It's what you can bare.
There it is...no one is going to forgive me.
It was death...
I chose life.




Dear Leonard...
to look life in the face,
always... to look life in the face...
and to know it... for what it is...
at last to know it...
to love it... for what it is...
and then...
to put it away.
Leonard...

always the years between us
always the years...
always the love...
always the hours...

dilluns, 23 de juny de 2008

Descalza e idiota

Gris, aunque haga sol.
Extraña, como cualquier transición.
Perdida, supongo...
Sin sonrisa.
Azul como el cielo, como las lágrimas al caer.
Sensible.
Demasiado todo, demasiado nada.
Lejos.
Cerca de algo que no sé qué es.
Llena de dudas.
Sin zapatos.
Descalza de ti. Y de mí...
Diferente.
Engañada, probablemente.
Despierta, desencantada, desbocada.
Hacia abajo en bicicleta.
Sin luz.
Menos segura.
Como una niña inocente.
Injusta.
Descalza...
descalza e idiota.


Pd. Puede que mañana no exista mañana...

I'm like a bird...

I'm like a bird - Nelly Furtado ( youtube )

You're beautiful, that's for sure
You'll never ever fade
You're lovely but it's not for sure
That I won't ever change
And though my love is rare
Though my love is true


I'm like a bird, I'll only fly away
I don't know where my soul is, I don't know where my home is
(and baby all I need for you to know is)
I'm like a bird, I'll only fly away
I don't know where my soul is , I don't know where my home is
All I need for you to know is

Your faith in me brings me to tears
Even after all these years
And it pains me so much to tell
That you don't know me that well
And though my love is rare
Though my love is true

It's not that I wanna say goodbye
It's just that every time you try to tell me that you love me
Each and every single day I know
I'm going to have to eventually give you away
And though my love is rare
And though my love is true
Hey I'm just scared
That we may fall through

diumenge, 22 de juny de 2008

Engáñame a mí también

No estoy enamorada de ti
pero te regalaría mi primera sonrisa del día
sólo por saber a qué sabrá tu piel, a qué sabrá tu piel...

Tu arte al arrastrar palabras donde te escondes...
Sólo por los silencios que dejas caer entre tus secretos
me dejaría engañar cada noche de mi vida.
Me dejaría besar, me perdería en tu boca.

Engáñame a mí también,
pero tropiézate conmigo.
Engáñame a mí también,
pero rómpete conmigo.
Engáñame a mí también,
tengo envidia de sus celos.
Engáñame a mí también,
hazme un sitio en tu recuerdo.
¡Engáñame a mí también!


engáñame a mi también - nena daconte - he perdido los zapatos


Pd. Nena Daconte es una debilidad para mí desde que escuché por primera vez "Idiota"...

Big Bang

Sólo quiero jugar
y no soy tu princesa ni quiero ser tu reina.

Sólo quiero jugar
y no soy tu muñeca ni voy a ser tu geisha.

Porque el poder está en la mente, mi amor,
en tu corazón inevitablemente...

Aunque tú no me conoces y no sabes qué se esconde...
sentirás lo que yo siento cuando estalle el firmamento,
justo en el comienzo del big bang.

Sólo quiero jugar,
lo único que no nos van a quitar.
Sólo quiero que juegues conmigo.

Sólo quiero jugar con todos mis sentidos,
¡sólo quiero jugar contigo!

Aunque tú no me conoces y no sabes qué se esconde...
sentirás lo que yo siento cuando estalle el firmamento,
justo en el comienzo del big bang.


Big Bang - Amaral ( youtube )



PD. Hasta hace dos días no conocía esta canción... mola!! xDDD

dijous, 19 de juny de 2008

Perdonen la tristeza...


Siempre quiero estar contenta, triste no valgo la pena...

Si me ahogo en tu lamento, llévame siempre a tu vera.



Te vi, te vi - eSTOPa

dimarts, 17 de juny de 2008

Once upon a time...

Una vez te conté que eras niebla, que eras terremoto, que eras huracán, rayo y trueno, aguacero, lluvia ácida, brisa de mar. Una vez y otra grité tu nombre en silencio y le siguieron todas las cosas que no son bellas y no merece la pena decir... pero que luego te das cuenta que son las más importantes. Y se las tragó el silencio. Muchas veces me perdí, me encontré, te seguí, te esperé... sin respuesta. Algunas veces lloré demasiado, por eso casi siempre sonreí y muchas veces me reí de mí misma. Otras, las menos, te dije a la cara lo que no quería oir salir de mi boca, porque no era eso lo que te iba a decir... Siempre me sentí así de pequeña, incluso entre tus brazos, aunque eso solía gustarme. Pero nunca caí en la cuenta de todo lo que no había, no hacía, no decía, no escuchabas, nos perdía...

Una vez te conté que era débil, que era luna, que era sensible y diminuta, y frágil, e invisible... y no te lo creíste.

pedacitos

Pedacitos de mí se ven caer de la cama, detrás de la ventana, por mis mejillas, por tu piel... Y se me caen a ratos, a trozos, a cachos, a borbotones, mezclados y relucientes, pequeños y descascarillados. Como en un aguacero de barro y niebla y lluvia y paz. Pedacitos de mí que me lo recuerdan todo, y nada parece lo que es, y pienso demasiado y... he vuelto a caer en enterrarme entre las sábanas. Porque no me levantaría, sólo soñaría, sólo pensaría en tí y sacrificaría el vivir. Mataría mi existencia con las manos que cada segundo que pasa quieren estar más cerca de... ti (y no él).
Pedacitos de mí... yo estoy hecha de pedacitos de vida. De muerte, a veces, también. De risa. De lágrimas rojas. De saliva. De tus ojos, si me miras...

Hoy no sé siquiera vivir... ni escribir.

dilluns, 16 de juny de 2008

Pon un poquito de Neruda en tu vida

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.


Muere lentamente - Pablo Neruda

.

Como un lobo en luna llena

Me tienes loca. Me tienes loca de remate, de camisa de fuerza, de chillar hasta quedarse afónica y, afónica, decir todas las cosas que querría... muy flojito. Loca de atar, loca de atarme a la pata de la cama. Me tienes pendiente de ti, como el sol de cada mañana y la roca de cada ola. Me tienes así, hecha un lío, un enredo imposible, un ovillo de pensamientos en los que sólo estás tú. Me tienes y no te tengo, y te tengo envidia sin saber porqué. Me tienes en vilo, en vela, en la tela de tu lienzo me pintas a voluntad. Te tengo que olvidar, a veces, y nunca puedo. Me duele pensar que no soy libre... pero me es inevitable no querer escapar. Y me tienes esperando, extrañando, recordando, imaginando, viviendo... y loca de vida aún me tienes más. Me tienes porque puedes, aunque quieras o no quieras, sin planes, sin prisa, sin pausa, sin nada más que yo, cuerpo y alma. Me tienes llena y loca toda entera. En duda menguante y seducción creciente. Ansiosa como un lobo en luna llena. Ardiente. Me tienes presa.


.

dimecres, 11 de juny de 2008

Como un niño jugando con Playmobils (y algo más...)


Lo mejor de imaginar es que no es verdad. Si fuera verdad me asustaría, gritaría, me llevaría las manos a la cabeza y me miraría en el espejo, con los ojos muy grandes, como diciendo “¿cómo he podido...?” y casi pidiéndome perdón. Y no sé si te pediría perdón (ni si debería) pero imaginar lo arregla todo. Y pagas caro este seguro a todo riesgo, sin factura, poniéndote en bandeja a tu cerebro y dejando de vivir, por un momento, sin ser verdad. Imaginando puedes ser tantas cosas que no importa quién no eres o qué no puedes... Eres como un niño jugando con Playmobils. Eres como un niño y de repente todo vale. Tú creas las normas y tú decides que no hay normas. Porque si no hay normas todo vale, y entonces es cuando más mola. Y todo se hace tan perverso y tan cuidado y tan estrecho y tan irresistible que imaginas que es verdad y se te cae un trocito de tí (y de mí) al suelo. En el suelo todo parece más profundo, quizá porque lo ves de más lejos. La perspectiva es vital en esta vida y en este mundo. Pero la tentación está ahí siempre y no se puede vivir luchando siempre contra ella. Algún día caes, y ese día... simplemente llega. Sin avisar, como la primavera. Y imaginas (que llega). Y se te cae (algo líquido y salado) al suelo.


*

Si me miras, me conformo con eso. No pido más, aunque quiero. Si me miras, si me sonríes tal vez... si consigo sacar de esa boca (preciosa, profunda, disparada y disparatada) una larga carcajada, seré más feliz. Y reiré contigo. Sólo como tú sabes que yo sé hacer, riéndome toda, entera y libre, disimulando mi pasión por divertirte. Si me miras y ríes y te desmoronas y te abres, si te abres sin más, me muero de dolor, de ese del bueno. Del dolor que no duele porque es con gusto. Del dolor placentero más sádico y valiente. Si además me rozas, sin tocarme siquiera, tiemblo yo y tiembla toda la tierra. Y el agua me moja como en este final de primavera. Si acaso me rozas... no podré aguantar un escalofrío. De esos que no sabes si van a llegar nunca a la nuca. Pero si encima, así por soñar, por ejemplo, te acercas... entonces me muero. Y el instante en que estés más cerca será como estar en coma, sin punto y seguido, quizás suspensivos, sin punto y aparte, con parte de culpa, en tu puerta y sin llaves. Y, sin ser muy atrevida, te besaría. Eso seguro.



dimarts, 10 de juny de 2008

En medio

En medio estoy, en medio
De mis ideas y mis sentimientos,
A un lado el mar y al otro el cielo

En medio estoy, en medio
De lo que digo y de lo que pienso,
A un lado el blanco y al otro el negro

Y no voy a decir nada más
Y no espero que me entiendas,
Ya no estoy segura de nada porque yo...

Ya no soy yo, ahora son dos
Los que deciden por mí,
Mi ángel y mi diablo,
Yo soy así

En medio estoy, en medio
De lo que pregunto y lo que contesto,
A un lado el malo y al otro el bueno

En medio estoy, en medio
Entre mis fallos y mis intentos,
En medio de la esperanza y el miedo

Y no voy a decir nada más
Y no espero que me entiendas,
Ya no estoy segura de nada
Y no encuentro el centro donde poner mis pies
Para poder esclarecer entre mentira y verdad,
Para encontrar seguridad, para encontrar
Un mar profundo donde anclar, porque yo...

Ya no soy yo, ahora son dos
Los que deciden por mí,
Mi ángel y mi diablo,
Yo soy así

Y no voy a decir nada más
Y no espero que me entiendas,
Ya no estoy segura de nada porque yo...

Ya no soy yo, ahora son dos
Los que deciden por mí
Mi ángel y mi diablo
Yo soy así!


en medio - ella baila sola

dijous, 5 de juny de 2008

I'm a little bit of everything all rolled into one

Can't say I'm not alive...




PD: para los que se preguntan cómo soy... no es lo que tengo, es lo que soy XD

dilluns, 2 de juny de 2008

Tentación de soñar (con tus labios)


Qué hacer
si sus labios se han quedado en tu memoria grabados
y en vez de un tatuaje, en los tuyos, ahora tienes sed de él.

Qué hacer ahora con esa imagen
que atormenta cada rincón de tu mente y de tu piel.

Qué hacer cuando quieres imaginar que puedes imaginarlo todo
aunque sólo sea por una vez,
cuando olvidas prohibirte volver a caer.

Y no sabes sentir lo que sientes que sientes muy dentro de ti.
Y no sabes pensar lo que piensas que quizás no está bien.
Y no sabes si sus ojos se clavan más que sus palabras,
o si tal vez tenías que haber dicho, o hecho, o no... o callado y ya está.

Y no sabes nada y no quieres más
pero tienes tentación de soñar.
Y caer... y gritar
con tus labios pensando en los suyos.



PD: en el intento de escribir una poesía... y a falta de TusRelatos...


.

diumenge, 1 de juny de 2008

Turn off the lights...



Nelly Furtado - Turn off the lights


It's getting so lonely inside this bed
Don't know if I should lick my wounds
or say woe is me instead

And there's an aching inside my head
It's telling me I'm better off alone
But after midnight morning will come
And the day will see if you will get some

They say that girl ya know she act too tough tough tough
Well it's till' I turn off the light, turn off the light
They say that girl you know she act so rough rough rough
Well it's till' I turn off the light, turn off the light
And I say follow me follow me follow me down down down down
till' you see all my dreams
Not everything in this magical world is quite what it seems

I looked above the other day
Cuz I think I'm good and ready for a change
I live my life by the moon
If it's high play it low, if it's harvest go slow and if it's full, then go
But after midnight morning will come
And the day will see if you're gonna get some

[...]

I'm searching for things that I just cannot see
Why don't you don't you don't you come and be with me?
I pretend to be cool with me, want to believe
That I can do it on my own without my heart on my sleeve
I'm running, I'm running, catch up with me life
Where is the love that I'm looking to find?
It's all in me, can't you see, why can't you, why can't you see it's all in me?

[...]

Where is your logic?
Who do you need?
Where can you turn in your delicate time of need?
Follow me down, follow me down down down,
I do not need I do not need nobody




PD: más que nunca...