dijous, 11 de desembre de 2014

XVII


No te amo como si fueras rosa de sal, topacio 
o flecha de claveles que propagan el fuego: 
te amo como se aman ciertas cosas oscuras, 
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva 
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores, 
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo 
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde, 
te amo directamente sin problemas ni orgullo: 
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres, 
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, 
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Soneto XVII - Pablo Neruda (of course!)


dimarts, 28 d’octubre de 2014

Enredaderas


Yo soy de admirar lo bello, de reír, de soñar, de disfrutar de las pequeñas cosas. Yo soy de acariciar la hierba húmeda, de escuchar el mar, de oler la lluvia, de arena caliente de la playa entre mis dedos. No puedo vivir sin sentir, ya lo he intentado. Ni sin el silencio. Y, aunque tú eres tanto ruido, también eres belleza. Eres acariciar tu piel, escuchar tu guitarra, sentir tu presencia... eres tus dedos entre mis dedos. Tan sencillo, tan simple. Tan poco poético. 

Lo cierto es que no puedo dejar de mirarte.

Tú no eres poesía, eres el libro que podría escribir. Eres de historias entrelazadas, de escenas moviéndose aprisa ante mis ojos. Eres prosa poética. Eres adjetivar todos los verbos, rimar de vez en cuando. Graduar los sonidos. Eres una película documental con algunas escenas cotidianas y fotografía de paisajes. 

De lejos. De dudas. De lo sientos. De silencios. 

De todo un poco se nos ha ido llenando este tiempo y un día descubres que te ha crecido una enredadera en la vida. Y que lleva tu nombre. 

diumenge, 10 d’agost de 2014

El vagón

Hay un montón de gente que viene y va en el mismo vagón que yo. Es ese vagón en el que estás sólo para ir a alguna parte. De un lugar a otro. Para bajarte en la parada que quede más cerca de tu destino. En el que no se oye nada bueno ni nada malo. El que no huele. En el que no sientes frío, tampoco calor. Es un vagón sin colores estridentes y con pocos acelerones. A veces para en medio de un túnel y, después de un tiempo indeterminado, recobra su marcha. Y nadie se immuta.

Es uno de esos vagones que va la mayor parte del tiempo bajo tierra, aunque a veces entra un rayo de sol por las ventanas y te desconcierta. Una voz monótona va cantando las paradas. También los trozos de línea parados y las incidencias. A veces se llena, a veces quedan tan sólo un par de personas. A veces todas las paradas parecen iguales y no te das cuenta de cuántas veces has ido dando vueltas. En algunas paradas puedes cambiar a otro vagón con otras paradas, otra gente, otro transcurrir. Pero da palo, porque ya has tomado asiento.

Yo no sé si es el vagón en el que te escondes o es el vagón que casi nadie quiere tomar, pero sé que te sientas sola y debes decidir tú sola abrir en algún momento dado las puertas. Lo mismo se te pueden pasar las oportunidades como puedes precipitarte. Y fuera nadie se dará cuenta de que andas perdida en un lugar que ni conoces ni deseabas. Es terriblemente extraño.

Dan pocas ganas de cogerlo, pero a veces no te das cuenta y te encuentras ya en él y entonces lo realmente complicado es decidirse por salir. ¿Hará calor? ¿Será invierno? ¿Habrá gente, edificios, plazas, bancos, estatuas? ¿Me sentiré cómoda en ese aire tan libre?

¿Será esta, al fin, mi parada?

dimarts, 5 d’agost de 2014

Stay



Funny you're the broken one but I'm the only one who needed saving
 'Cause when you never see the light it's hard to know which one of us is caving...


dissabte, 21 de juny de 2014

Cayendo, soy nieve

De derechos y deberes. De desilusión. De una cama vacía. De echarte de menos. De todas esas cosas y de casi ninguna, yo quería hablarte y tú estabas, como siempre, tan lejos y tan frío. Y al final sólo me quedaban las palabras más sencillas. Las que no comprende todo el mundo. Las que no sé fingir. Las que no se dicen, las que sólo se vomitan. Y un caos de pensamientos, de sí y de no, de que ya me da igual y no debería. El no poder pensar con lógica. El dolor. El suspiro.

Ojalá los cuerpos fueran transparentes y pudieras verlo, porque es extraño y es complejo. Es una madeja, una bola de nieve mientras tú no me quemas. Si me quemaras... Pero no hay labios, no hay manos, no hay roces de los que te encienden la vida.

Me faltas, a veces.

dijous, 27 de març de 2014

Soy yo siempre soy yo

Siempre me reinvento. Siempre me supero. Siempre me levanto. Sé. Soy rápida. Reacciono. Reflexiono. Siempre vuelvo.

Y aún así, a veces sólo lo intento...

dimarts, 25 de març de 2014

Estamos aquí y yo tan lejos

Yo soy de recordar en silencio. Recuerdo tu mano en mi brazo, una caricia, un "estoy aquí". Estamos aquí, hola. Hola, no he vuelto porque nunca me he ido. Podría haber llorado. Hola, soy un saco de nervios aliviado. Soy dura como una roca y fría como el hierro. Soy bajar la mirada, sonreír hacia dentro. Y recuerdo tus ojos contentos. Tu mano en mi brazo, tú ahí tan cerca. Tú. Hola, sólo quiero abrazarte y reír y llorar y besarte y estrujarte muy fuerte. Pero soy un desastre. Hola, soy mi yo contenida. Y estamos aquí. Estamos aquí y yo tan lejos. Me acurruco, me sobrepongo, me disimulo, me tapo la cara. Hola... Estamos aquí y no sé gritar que te quiero.