dimarts, 17 de juny de 2008

Once upon a time...

Una vez te conté que eras niebla, que eras terremoto, que eras huracán, rayo y trueno, aguacero, lluvia ácida, brisa de mar. Una vez y otra grité tu nombre en silencio y le siguieron todas las cosas que no son bellas y no merece la pena decir... pero que luego te das cuenta que son las más importantes. Y se las tragó el silencio. Muchas veces me perdí, me encontré, te seguí, te esperé... sin respuesta. Algunas veces lloré demasiado, por eso casi siempre sonreí y muchas veces me reí de mí misma. Otras, las menos, te dije a la cara lo que no quería oir salir de mi boca, porque no era eso lo que te iba a decir... Siempre me sentí así de pequeña, incluso entre tus brazos, aunque eso solía gustarme. Pero nunca caí en la cuenta de todo lo que no había, no hacía, no decía, no escuchabas, nos perdía...

Una vez te conté que era débil, que era luna, que era sensible y diminuta, y frágil, e invisible... y no te lo creíste.

2 comentaris:

MrBlonde ha dit...

Una vez pensé qué haría yo sin ti, luna, sin el equilibrio que aportas a mi ser, sin tu vigilancia constante, pendiente de todos los detalles. Sin esa faz blanca, marcada por las huellas de lo vivido pero no olvidado, que vas mostrando poco a poco a lo largo de los días, como evitando llamar la atención.

Te miro y creo conocerte, pero guardas una cara oculta que nunca sabré qué esconde, si es igual a la cara visible o encierra tu auténtica identidad.

Por tu halo mágico siempre has sido apreciada y admirada. Iluminas pero no ciegas la vista, sino que guardas para ti la luz del sol y reflejas lo justo para que los momentos más oscuros del día no lo sean tanto.

Una vez soñé que no te tenía y, sofocado, corrí a mirar al firmamento. Ahí estabas, quieta, inmutable, soportando el techo para que la inmensidad no caiga sobre mi cabeza.

danielillu ha dit...

Fenómenos violentos, trágicos, inesperados; fenómenos relajantes, esperanzadores, deseados.

Aquello que no se dice es aquello que deberia ver la luz: una pequeña obra de arte, que por un instante llenará por completo el vacio de la habitación, el hueco de la incertidumbre, el rincón de los miedos, el espacio de las dudas y todo estará unido entre si: se fusionarán los cuerpos con la habitación, la esperanza se abrazará con la incertidumbre, los deseos calmarán los miedos, las dudas se mezclaran con la ilusión, todo sera uno, por un momento, mientras ésas palabras se convierten en obra de arte, eclosionan y se desvanecen camino del oido de quien las recordará y las perpetuará; no habran muerto pues nadie muere mientras alguien lo recuerda.

Llorar, reir, dos facetas de un mismo gesto, se llora de alegria, se rie por no llorar.

Eres Luna y como élla, fuerte, grnde y perseverante: La tierra y el Sol intentan ocultarla constantemente: luna menguante, luna nueva, eclipses, rotaciones que la hacen empequeñecer visualmente, fenómenos cósmicos, pero siempre, cada dia, la Luna está ahi presidiendo la noche, y a veces el dia, luchando contra los dos titanes que la intentan derrocar, brillando, sonriendo, iluminando la senda de los noctámbulos que no quieren perderse por el camino de la vida.


PD: Blonde, deberias escribir, en serio.