dilluns, 16 de juny de 2008

Como un lobo en luna llena

Me tienes loca. Me tienes loca de remate, de camisa de fuerza, de chillar hasta quedarse afónica y, afónica, decir todas las cosas que querría... muy flojito. Loca de atar, loca de atarme a la pata de la cama. Me tienes pendiente de ti, como el sol de cada mañana y la roca de cada ola. Me tienes así, hecha un lío, un enredo imposible, un ovillo de pensamientos en los que sólo estás tú. Me tienes y no te tengo, y te tengo envidia sin saber porqué. Me tienes en vilo, en vela, en la tela de tu lienzo me pintas a voluntad. Te tengo que olvidar, a veces, y nunca puedo. Me duele pensar que no soy libre... pero me es inevitable no querer escapar. Y me tienes esperando, extrañando, recordando, imaginando, viviendo... y loca de vida aún me tienes más. Me tienes porque puedes, aunque quieras o no quieras, sin planes, sin prisa, sin pausa, sin nada más que yo, cuerpo y alma. Me tienes llena y loca toda entera. En duda menguante y seducción creciente. Ansiosa como un lobo en luna llena. Ardiente. Me tienes presa.


.

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Exagerà queres!!
Tampoco te tengo tan cachonda quilla!
XDD Ya un dia nos vemos y te deshagogas un rato hombre! ;)XD (A saco...XD)

Q grandes relatos! Q bunic!:D

VIP is Poetry!

danielillu ha dit...

La vida es pura encrucijada, dobles decisiones que no se pueden ponderar.
La libertad? falsa sensación para camuflar nuestra voluntaria esclavitud.
Nada es fácil, aunque deberia serlo; pero, si lo piensas, quizás es más divertido que siga siendo como es: resolverlo será más emocionante.


Smile is better!

MrBlonde ha dit...

- Doctor Riquelme, yo creo que vos estará de acuerdo conmigo que este es un caso clarísimo de síndrome de Estocolmo.
- Mas la muchacha parece encantada, quizás un poco confusa, pero encantada. Además, ¿no la viste? Se pasa todo el día riendo.
- Sí, tenés razón. Si todos los argentinos fueran tan felices como esta gallega, nos quedábamos sin laburo.