diumenge, 21 de setembre de 2008

Still bleeding


Sólo quiero morirme si me dejan elegir entre el infierno de tu piel y el cielo de tu boca. Sólo si soy infinitamente eterna y, inmortal, puedo morirme todas las veces contigo. Si puedes matarme de risa. Si puedo caer lentamente en tu pecho como una hoja otoñal ante el frío de un adelantado invierno. Si puedo desangrarme con cada roce de tu cuerpo. Sólo si morir no es un final, sino otro bonito comienzo. Déjame morir contigo un poquito cada día. Y cada noche. Y en cada verso.

1 comentari:

Venerdi ha dit...

Genial texto. Me encanta la frase: "Si puedo desangrarme con cada roce de tu cuerpo. Solo si morir no es un final". Tiene esa aliteración leve -posiblemente- inconsciente con la "r" que me parece espectacular, porque es un susurro, un susurro que habla de morir y habla de sexo, del infierno, al fin y al cabo, habla de todo lo que vale la pena si se vive.