dijous, 18 de setembre de 2008

Still alive


Yo quiero más si con más no me quieres menos. Si con más no me da miedo llegar al final, caer por el abismo y no tener nunca más escaleras. Ni alas sin cera, sin sol que me derrita el alma. Yo quiero más siempre y siempre sueño de más, te lo juro, aunque luego lo niegue. Más que negarlo lo escondo, más que esconderlo lo maquillo, más que más lo quiero todo. Todo, donde en ese todo sólo estás tú, pero todo tú, incluso el más recóndito de todos tus yoes. Y por más que me ría, en realidad es un escalofrío... sí, eso que me recorre si me miras. Si me rozas en un premeditado descuido. Si me dices algo que me hace sonrojar tímidamente y mirar al suelo. Porque a veces hasta yo me vuelvo tremendamente cursi y te pinto el cielo de color de rosa en un amanecer en la orilla. Y los pies mojados. Y sonrío. Y tarareo una canción romántica desde mi cama. Y me gustas un poquito más todavía. Lo sé... aún a veces puedo tener quince años para mal disimular que te espío de reojo, para rozarte sólo un poco, para sentirme tan viva.

1 comentari:

danielillu ha dit...

Dicen los médicos que estar vivo es tener actividad cerebral: qué frívolo.
Dicen los sociologos que estar vivo es poder percibir el mundo que te rodea: que mundano.
Dicen los religiosos que estar vivo es poder rezarle a Diós: que controvertido.

Creo, sin ser médico, ni sociólogo, ni religioso, que estar vivo es poder estremecerse al sentir una caricia, una mirada, una palabra.

No es por sentir éstas cosas por lo que uno se siente y sabe que está vivo?


Àfrika, de vegades sembles una altra ;).