divendres, 26 d’abril de 2013

Tiemblo

Creo que me gusta tu primavera. La que a veces me deja temblando por dentro. No entiendo cómo para ti es fácil, si es que para ti lo es. Todas las primaveras empiezan sonrojando alguna flor y tú, lo sabes, llevas todo este jardín y aún me tiemblan las hojas. No sé qué queda después de esto, y lo bonito es que siempre queda algo. Nunca es el fin.

Me gusta esa tranquilidad tuya, como si siempre fuera verano en tu cabeza. Como si el viento no te temblara un ápice esas manos. Y a mí tu brisa me nubla la cabeza y me alborota el pelo. Cuando llegas, cuando te vas, cuando me miras. Brisa. Te miro y tiemblo. Tiemblo al pensar que empieza tu lluvia a calarme dentro.

Me gusta mucho tu primavera. Demasiado...

Cap comentari: