dissabte, 13 d’abril de 2013

Manga corta

¿Te puedes enamorar de unos brazos? Va a ser difícil probar tus abrazos, pero tus brazos me hipnotizan. Tienen algún tipo de curva o proporción perfecta, qué sé yo, tienen tus gestos seguros y tu fuerza. Tienen tu piel, que a ratos me parece perfecta para acariciar. Tienes ese atractivo que me intimida y me pone nerviosa, y eso no me gusta. Me gusta. Y no. No quiero caer pero tú me lo haces imposible algunas veces. Y no sé cómo afrontarte porque ni siquiera sé si debería enfrentarme a...

Ya es primavera y tú llevas manga corta. Tenlo seguro: si un día me decides, voy a enamorarme (al menos) de tus (a)brazos.