dilluns, 18 de maig de 2009

Un silencio por Mario


No malgastes un minuto, disfruta algún poema suyo...


Mi táctica es mirarte,
aprender cómo sos,
quererte como sos.

Mi táctica es hablarte y escucharte,
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es quedarme en tu recuerdo,
no sé cómo ni sé con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es ser franco
y saber que sos franca,
y que no nos vendamos simulacros
para que entre los dos
no haya telón ni abismos.

Mi estrategia es, en cambio,
más profunda y más simple.

Mi estrategia es que un día cualquiera,
no sé cómo ni sé con qué pretexto,
por fin me necesites.


Mario Benedetti

dimecres, 6 de maig de 2009

Tienes que saber... que a veces soy frío


Tienes que saber que a veces no soy primavera, aunque creyeras que era un verano tímido sin fin. Que mi luz puede ser tiniebla. Que puedo herir con el filo de mis palabras y mis silencios.
Tienes que saber que a veces soy un huracán y a veces un torbellino autodestructivo. Que no tengo medida. Que soy capaz de llorar demasiado, pero siempre sola. Que muchas veces necesito mucho tiempo.
Tienes que saber que a veces soy tímida, vergonzosa, cobarde, tremendamente frágil. Que me cuesta remontar. Que tampoco me gusta que me remonten. Que no soy capaz de gritar, aunque a veces espere que me escuchen.
Tienes que saber que a veces me siento perdida. Que a veces tengo miedo. Que no soy nada si me siento insegura. Que me muero por mil cosas que muchas veces se me escapan por no saber cómo alcanzarlas.
Tienes que saber que alguna vez he creído languidecer y alguna vez he creído vivir de nuevo.
Tienes que saber que, pese a todo, soy lo que ves empequeñecer tantas veces entre tus brazos.

dimarts, 5 de maig de 2009

Strange as angels


"Show me how you do that trick,
the one that makes me scream" he said,
"the one that makes me laugh" he said
and threw his arms around my neck.

Show me how you do it
and I promise you...
I promise that
I'll run away with you.

Spinning on that dizzy edge
I kissed his face and kissed his head
and dreamed of all the different ways
I had to make him glow.

“Why are you so far away?” he said,
“Why won't you ever know that
I'm in love with you...
that I'm in love with you.”

You, soft and only.
You, lost and lonely.
You, strange as angels.
Dancing in the deepest oceans,
twisting in the water,
you're just like a dream.

Daylight licked me into shape
I must have been asleep for days
and moving lips to breathe his name
I opened up my eyes.

And found myself alone, alone...
alone above a raging sea
that stole the only boy I loved
and drowned him deep inside of me.

You, soft and only.
You, lost and lonely.
You, just like heaven.




dilluns, 4 de maig de 2009

Des-esperar


Te pasas la vida esperando que pase algo y lo único que pasa es la vida.

divendres, 1 de maig de 2009

Descongelando la nevera


Y sé que me quedaría, al menos, a ver el invierno pasar... pasar muy lejos de esta primavera que sólo está desierta sin ti, amor.


El verano vuelve a atropellar la primavera. Has cumplido tu cometido sin saberlo. Sin embargo, aún quiero tocar tus párpados cerrados, besar tu duda, mirarte desde abajo para verme pequeñita, esconder mi cabeza en tu pecho. Ya sabes... todas esas cosas dulces que tantas veces he ido repitiendo.

Comienzo a recuperarme del frío, a descongelarme yo entera, a derretirse mi primera capa de hielo. Mi primera y profunda capa de hielo... Por suerte, esta vez no ha calado hasta los huesos. Por suerte y por ti. Creo que estaré intacta de nuevo cuando la brisa del mar acaricie mi espalda y me llame a probar su sal. Cuando vuelvas a cogerme de la mano y me mires tan delicado... con ese miedo de romper el universo, de romperme en cada beso. Cuando me dé por fin por gritar lo que quiero y lanzarme, como me has visto hacer, con los ojos abiertos. Con la sonrisa en la cara.

Nada es tan frágil. Siguen rompiéndome tus olas, aunque con más espuma. El tiempo hace retroceder mi costa, erosionar mis rocas. A veces pienso que soy un gran y escarpado acantilado, y que necesito tu fuerza para seguir siendo vivo, al menos a los ojos de cualquiera. Para seguir siendo alto, tocando al cielo. Para seguir siendo azul en un reflejo de tu mar. Para encontrar un empuje que me lleve hacia algún sitio. A mi sitio.

¿Tú crees que todo cambia? Nunca quiero asomarme al horizonte, al infinito, porque quizá termine antes de que pueda creer que no termina, y si veo una sola línea sesgada... quizá me derrumbe encima de tu vaivén y deje de ser tan pausado. Tan arrítmico, a veces, que me hipnotiza. Pero también tan entrañable.