dimarts, 9 d’octubre de 2007

Recuerdos


Al llegar vi tus ganas,

la impaciencia de saberme aquí

y querer abrazar todos nuestros años

de golpe.


Vi tus ojos más pequeños

y tus profundas arrugas

me hablaron de otros veranos.


Vi aquello que se ve

sólo con el tiempo

y tú enseguida viste

qué poco queda,

cuánto se deja atrás.


Vi tu sonrisa más grande,

me vi lejos,

te vi pequeña,

y al ver tu lágrima caer

vi la mía asomando.


Vi que recordabas aún

¡tanto!

y eso me iluminó el día.


Te vi atropellar preguntas

y repetir mi nombre,

y recordé el sabor lejano

de las moras con azúcar.


Te vi tocar para creer ,

convencer y guardar el recuerdo

-otro más-

y el temblor de tus manos calientes

me arrancó estos torpes versos.



Cap comentari: