dissabte, 26 de maig de 2007

Telepatía (o lo poco que valoramos la palabra amistad)

Un cafe con leche a cualquier hora.
Una mirada.
Un vocabulario propio.
Las horas tontas en que reímos sin saber porqué.
Un día cualquiera sin hacer nada en especial.
Una llamada, un mensaje, un mail, una conversación on-line... cualquier cosa y, a veces, nada.
El silencio.
La comodidad de un gesto.
Indecisiones compartidas.
Tardes de compras.
El saber cuándo y cómo.
No preguntar y tener respuesta, sabiendo de antemano que la pregunta es innecesaria...
Echar de menos.
Recuerdos que sólo tenemos tú y yo.
Cosas que sólo entendemos tú y yo.
Estar sola sólo cuando te apetece estar sola.
Saberse acompañada.
Andar de tu puerta a la mía.
Compartir.
Saber decir, saber callar.
El paso de los años.
Cambiar.
Seguir siendo.
Mejorar.
Animar.
Guiar.
Soñar... y cumplir.
Felicitarnos.
Alegrarnos.
... ¡y alegrías!
Ser.
Vivir.

Y tantas otras cosas...

3 comentaris:

Alba Gómez Moreno ha dit...

Saber lo que pensamos con solo mirarnos.
Pensar lo mismo en persona o vía internet.
Tener un vocabulario propio.
Pasar la hora tonta de las 2 de la mañana.

absent ha dit...

Saber escoltar.
Riure amb... no de...
Parlar de coses sense sentit... pq el sentit està en parlar de les coses.
Confiar.
Mirar.
Somriure.
Plorar.
Observar.
Fer-te el pressec.
Jugar...
Viure...
Ser feliç.

danielillu ha dit...

Sentir-se acompanyat,
sentir-se un mateix amb l'altre,
saber que et comprenen,
no ser jutjat,
saber amb qui pots anar fer un cafè.