diumenge, 29 de desembre de 2013

Gatos en el tejado

Eres como un gato.
Tú también tienes siete vidas.
Tú también mantienes el equilibrio.
Tú también te molestas en volver.
En ir y venir aparentemente despreocupado. 

Te pareces a un gato.
Sobre todo en el pelo erizado.
En acercarte.
En camelarme.
En escabullirte de mí.

Andas ronroneando, pero sólo a veces.
Arañas, pero pocas veces.

Te pareces a un gato y, aunque caigas, siempre caerás de cuatro patas.
Seguirás caminando como si nada.

Nos encontraremos en el tejado.



Cap comentari: